¿Herencia o donación?

No hay una respuesta general a esta pregunta, ya que en cada comunidad autónoma el impuesto de sucesiones y donaciones es distinto y entran muchos factores en juego, por ello te recomendamos que un especialista revise tu caso concreto.

De todas formas vamos a examinar de forma escueta y sencilla los puntos más importantes a tener en cuenta en una donación y una herencia, para ello debemos diferenciar previamente en qué consiste cada una:

La donación es la transmisión de la propiedad a título gratuito de un bien del donante (persona que transmite) al donatario (persona que recibe).

La herencia, es la transmisión a título universal del patrimonio del causante (fallecido) es decir, del conjunto de bienes, derechos y obligaciones por muerte del causante.

Por tanto, aquí ya vemos la primera diferencia ya que mientras que la donación es inmediata, la herencia (o legado), no se va a disfrutar hasta el fallecimiento del causante.

Impuestos aplicables a cada caso:

  1. Impuesto de sucesiones y donaciones:
  • ¿Quién tributa?:
    • Herencia: Los herederos
    • Donación: El donatario (el que recibe la donación).
  • ¿Plazo?:
    • Herencia: 6 meses desde el fallecimiento con posibilidad de prórroga
    • Donación: 30 días hábiles desde que se recibe la donación
  • ¿Dónde tributa?:
    • Herencia: En la comunidad autónoma donde viviera el causante en los últimos 5 años.
    • Donación: En la comunidad autónoma donde se encontrara el inmueble; y si se tratara de dinero, se tributa en el lugar de residencia de la persona que recibe la donación (donatario).
  • ¿Cuánto tributa?:
    • Herencia y donación: Dependerá de lo que disponga cada comunidad autónoma:
      • Tipo aplicable por la comunidad autónoma a dicho impuesto (desde el 7,65% hasta el 34%)
      • Aplicar las posibles reducciones y bonificaciones (por grado de parentesco, la naturaleza del bien recibido, etc)

Por ejemplo: en algunas comunidades como en Madrid, se establece una bonificación del 99%, limitándose en Aragón al 65% sólo para el cónyuge vivo y los hijos, con determinados requisitos.

  1. Plusvalías:

Si el bien transmitido fuera un bien inmueble de naturaleza urbana, tanto en donaciones como en herencias, habría que pagar dicho impuesto (se calcula incremento de valor desde la adquisición del bien hasta la transmisión de este).

  • ¿Quién tributa?:
    • la persona que recibe el bien (donatario o heredero) y cuyo tipo aplicable será lo que disponga el ayuntamiento correspondiente, nunca superando el 30% (límite máximo)
  • ¿Plazo?:
    • Herencia: 6 meses desde el fallecimiento con posibilidad de prórroga
    • Donación: 30 días hábiles desde la donación
  • ¿Dónde tributa?:
    • Herencia y donación: En ayuntamiento donde se encuentre el inmueble.
  • ¿Cuánto tributa?:
    • Dependerá de lo que disponga cada ayuntamiento y solo se tendrá en cuenta el valor catastral y el porcentaje de incremento desde la adquisición hasta el momento de transmitirlo (sucesión o donación). Y cada ayuntamiento podrá aplicar un porcentaje diferente pero nunca superior al 30%.
  1. IRPF:

Este impuesto solo es aplicable para las donaciones en vida. Por el donante.

 

Evidentemente existen muchas variables más que las expuestas hasta ahora, pero nos hemos centrado en las diferencias más evidentes en materia fiscal. Por ello insistimos en la necesidad de ponerse en manos de expertos para poder tomar la decisión más adecuada en cada caso.

Es importante hacer una buena planificación sucesoria para minimizar los costes fiscales y evitar problemas futuros a tus herederos.