Preguntas Frecuentes

Nuestros honorarios incluyen el asesoramiento legal, fiscal e inmobiliario, así como la gestión integral de todo el proceso de herencia, concretamente:

  • Recopilación   de   los   Certificados   necesarios   ante   las   Administraciones   competentes   para acreditar el fallecimiento y tracto sucesorio o te indicamos cómo hacerlo ¡Tú eliges!.
  • Valoración de la masa hereditaria total del causante y Redacción del cuaderno particional de la herencia.
  • Redacción de la escritura de aceptación y adjudicación de herencia, y si fuese necesario, la realización de los mismos trabajos para la Declaración de Herederos (200,00€ adicionales).
  • Gestiones necesarias con la Notaria para la firma de las escrituras necesarias y retirada de las escrituras a nombre del cliente.
  • Preparación, presentación y liquidación de los Impuestos de Sucesiones así como la Plusvalía Municipal.
  • Presentación de la escritura de aceptación y adjudicación de herencia en Registros de la Propiedad para la inscripción de las nuevas titularidades de los inmuebles del causante

No incluyen los honorarios del Notario, Registros ni cuotas a para liquidar de los impuestos de Sucesiones así como del Impuesto municipal de plusvalía.

Nuestros honorarios son por el total de la herencia, sin importar el número de herederos, salvo en el caso de elegir el paquete Estándar, en el cual le haremos todo el papeleo por un precio reducido en caso de ser heredero único. En este aspecto, recordar que nuestro servicio es de asesoramiento legal y fiscal, así como de gestión integral de la herencia, pero los costes, cuantías y cuotas asociados a Notaria, Registros, Impuesto de Sucesiones y Plusvalía Municipal corren a cargo del cliente.

En este caso, habría que tramitar un acto previo en Notaría, que sustituye al Testamento. Esta escritura es conocida como Declaración de Herederos, y es importante recordar que dicha escritura no determina el reparto de los bienes del fallecido, sino la designación de quiénes son los llamados a heredar.

Para la declaración de herederos se debe otorgar por al menos, uno de los herederos acompañado de dos testigos que, no siendo familia, conociesen al fallecido y herederos, dando testimonio  de quienes son los herederos.

El Impuesto de Sucesiones, por regla general debe de ser presentado dentro de los seis meses siguientes al fallecimiento, aunque, este plazo de presentación puede variar dependiendo del lugar en el que deba de liquidarse la herencia.

La Plusvalía Municipal, es otra de las obligaciones que tenemos que liquidar, por regla general debe de ser presentado dentro de los seis meses siguientes al fallecimiento, aunque, este plazo de presentación puede variar dependiendo del Municipio en el que se encuentre el inmueble y deba de liquidarse.

Es importante mencionar, que ambos impuestos suelen ser prorrogables por otros seis meses más, siempre y cuando se solicite la ampliación de plazo antes de que venza el quinto mes.

Por otra parte, es importante mencionar que si queremos vender alguno de los inmuebles del fallecido, es muy probable, que el comprador nos exija que esté inscrito a nombre de los vendedores en el Registro de la Propiedad correspondiente, por lo que deberemos de adjudicarlo antes de venderlo.

Otra obligación, deviene del reparto de los bienes, derechos y obligaciones que el fallecido tuviese en entidades financieras. Si no pretendemos adjudicarnos la herencia notarialmente, si tendremos que realizar una “Instancia” ante Notario, sobre la acreditación tanto de las nuevas titularidades como del reparto de los productos financieros y saldos que tuviera el fallecido.

  • DNI o certificado de empadronamiento de la persona fallecida
  • DNI de todos los herederos
  • Certificado de últimas voluntades
  • Certificado de seguros de vida
  • Certificado bancario de saldos en cuentas corrientes y depósitos
  • Certificado de defunción
  • Escrituras de propiedades de inmuebles o terrenos.
  • Recibos del pago del IBI de dichas propiedades.
  • Documentación sobre el/los vehículo/s del fallecido al tiempo de su defunción.
  • Si hubiera testamento, será necesario para tramitar la herencia

Además de estos documentos si el fallecimiento se produjo sin tener testamento (circunstancia que conoceremos por el certificado de últimas voluntades) será necesaria la siguiente documentación:

  • Libro de familia o certificado de nacimiento de los descendientes y el certificado de defunción de alguno de los descendientes si también hubiera fallecido.
  • Certificado de matrimonio del fallecido o fe de soltería

En testari.es te ayudamos con los trámites de la herencia

Toda esta información es proporcionada abogados expertos que ayudan a los herederos en todos los pasos a dar para aceptar una herencia.

Tramitar una herencia es un proceso complicado, a veces doloroso si los herederos no se ponen de acuerdo y necesita mucha documentación para llevarla a buen término. Además, aunque los abogados puedan llevar a cabo casi todas las gestiones mediante documentos electrónicos, hay que tener en cuenta que a la hora de ir al Notario se necesitará que toda la documentación sea original.

Son muchos y diversos los pasos a dar para terminar recibiendo esa herencia, por eso, es muy importante estar bien asesorado y guiado en todo lo concerniente a la partición y aceptación de los bienes, derechos y deudas.

Además de toda la documentación que hemos señalado aquí, según el tipo de herencia y las circunstancias de la misma, puede ser necesario algún otro documento adicional. No olvides, tampoco, que la aceptación de la herencia conlleva, a su vez, la liquidación de impuestos como son el impuesto de sucesiones o el impuesto de plusvalía municipal -si hubiera viviendas en la masa hereditaria- con unos plazos de pago muy concretos y que, de no ser liquidados en dichos plazos, supondría una penalización económica para el heredero o herederos.

Si quieres estar asesorado por expertos y tramitar de la manera más sencilla y beneficiosa para ti una herencia, consulta con nuestros abogados expertos en Derecho Civil.

1. Certificados:

  • Certificado de Defunción (Registro Civil).*
  • Certificado de Últimas Voluntades (Delegación del Ministerio de Justicia).*
  • Certificado de Seguros (Delegación del Ministerio de Justicia).*

2. Fotocopias de D.N.I.  de:

  • DNI de todos los herederos.
  • DNI del fallecido.
  • DNI de los testigos (en caso que debamos realizar Declaración de Herederos).

3. Copia Autorizada del último Testamento otorgado por el fallecido (Notaría).

4. Escrituras de los inmuebles propiedad del fallecido.**

5. Recibos del I.B.I que corresponda a cada uno de los inmuebles.*

6. Certificado del saldo bancario existente a fecha de fallecimiento.

7. Fotocopia del libro de familia del fallecido.

8. Certificados de defunción del cónyuge e hijos premuerto (si los hubiese).*

* Si no los tienes, los podemos pedir nosotros o le asesoramos como conseguirlos.
** Si no las tienes, pediremos Notas Simples Actualizadas al Registro. Sin coste para ti, incluido en nuestro servicio.

En principio deben de acudir todos los herederos, pero ante imposibilidad de alguno de ellos, podrán ser representados por poder. Recordaros, que con TESTARI, preparamos y te organizamos la firma de la escritura de Adjudicación de Herencia como parte de nuestro servicio.

En el caso de que el fallecido no hubiera dejado testamento, habría que tramitar un acto previo en Notaría, que sustituye al Testamento. Esta escritura es conocida como DECLARACIÓN DE HEREDEROS, y se otorgará por al menos, uno de los herederos acompañado de dos testigos que, no siendo familia, conociesen al fallecido y herederos, dando testimonio  de quienes son los herederos.

Es importante recordar que la declaración de herederos no determina el reparto de los bienes del fallecido, sino la designación de quiénes son los llamados a heredar.

Si no hay testamento el orden en que se hereda viene determinado por lo que se denomina: ORDEN DE SUCESIÓN HEREDITARIA.

  1.  Primer grupo: DESCENDENCIA Hijos En caso de existir descendencia, ellos se reparten a partes iguales la herencia. En caso de que uno de ellos haya fallecido pero tenga nietos, éstos tendrán derecho a su parte correspondiente.
  2.  Segundo grupo: ASCENDENCIA Padres y abuelos Si no hay hijos, los herederos son los padres que hayan sobrevivido. Si tampoco están vivos y existiesen abuelos, ellos serían quienes recibirían la herencia.
  3. Tercer grupo: Cónyuge. El marido o la mujer de la persona que fallece está desprotegida si hay padres o hijos. Así que heredarían única y exclusivamente en este caso. A menos, claro está, que hubiese testamento, donde se le puede dejar una parte de la herencia de forma directa. La mejor fórmula para que la pareja no quede desprotegida. Sólo heredará la propiedad si no hay herederos del primero y segundo grupo, aunque tendrá derecho de usufructo en la herencia. Es decir, podrá utilizar una parte de los bienes
  4. Cuarto grupo: COLATERALES Se incluyen en este grupo primero los hermanos y luego los sobrinos, que son los dos factores familiares con mayor preferencia. En caso de no tener Primos, tíos segundos y sobrinos segundos.

    De esta forma, podemos entender que hay grupos que necesitan más que otros de un testamento. Como es en el caso del cónyuge, o si queremos especificar a quién se reparten los bienes y de la forma en que se hace. En caso de no existir el documento, todo queda en manos de la orden de sucesión hereditaria. Que sólo mira los factores legales y no tiene en cuenta ningún condicionante personal.

    Para evitar que nuestros bienes vayan a parar a personas que nosotros no deseamos, la mejor prevención es realizar testamento. Con TESTARI puedes otorgar tu testamento de forma fácil, cómoda y legal y hacer cualquier tipo de consulta a uno de nuestros abogados expertos en sucesiones por un precio muy asequible.